sábado, mayo 08, 2010

Insomnio

Abro los ojos, el reloj dice 3:11 y han pasado solo algunas horas desde que nos vimos y desde que concilie el suenno. Mi primer pensamiento eres tu y en eso se me van las horas porque ya no puedo dormir.

Espero que den las seis, una ducha y salgo buscando un café. Eso, el tabaco y la música me llevan a seguir envuelta en mis enredados pensamientos.

Hace tanto tiempo que nos conocemos, hace algún otro que elegí no ponerte atención y hace tan corto que ya no puedo evitarlo.

Me dijeron que debía resolver algunos asuntos antes y que el interés es reciproco.

Pienso estando juntos y pienso como seria y luego te veo y converso contigo dandome cuenta por breves instantes que no iríamos para ningún lado, un momento después tengo la certeza que si.

Tan parecidos y tan diferentes. Tan cercanos y tan lejanos. Tan expresivos y tan despistados. Tan serios y tan risueños. Tan provocadores y tan esquivos. Y en todo eso se nos van los días y yo queriendo decirte que ahí estoy para ti, sin mas ni mas.

Pronto te veré nuevamente. Te robo una sonrisa que ilumina mis ojos y luego un hasta mañana y quizás otra noche de insomnio que no se puede evitar.

1 comentario:

Felipe Medina dijo...

estimada amiga, el insomnio le hace mal! jajajajaj

espero se encuentre bien y nos comparta un poquito de su vida en el maravilloso DF